Coolhunting, cómo detectar tendencias